ÚNETE

Change leaders

El ingeniero inquieto que despierta vocaciones

Article Image
10 min

Conocemos el perfil más humano del personal docente que abandera la transformación educativa, impulsando y guiando a los alumnos en el Aprendizaje Basado en Proyectos.

Descubrió la docencia tras años trabajando de ingeniero. Un problema de salud le llevó a replantearse su vida laboral y a recuperar una vocación de su juventud: aprender junto a los niños y adolescentes. En su debut en el aula, el Aprendizaje Basado en Proyectos llegó de forma natural, como una herencia lógica de su experiencia profesional en la industria, como un canal para transmitir su curiosidad personal a los alumnos y lograr que estos aprendan a través de la realidad que los rodea.

* ¿Quieres conocer los verbos clave para definir Objetivos Educativos? Recibe  gratis la Guía Taxonomía de Bloom de Thinkö

Àngel Gallart

Las vocaciones no son únicas ni excluyentes y Àngel tiene, al menos, dos. En el instituto decidió qué estudiaría en el momento en que un profesor comentó en clase que hacían falta ingenieros. Trabajó ocho años en la industria de mantenimientos mecánicos, destripando equipos en centrales nucleares, térmicas, textiles y automoción. 

Imagen de retrato de Àngel Gallart. / Fotto: Thinkö
Imagen de retrato de Àngel Gallart. / Fotto: Thinkö
MISIÓN
Cada día voy con una página en blanco a clase. De camino al instituto escucho la radio, me empapo de las noticias y pienso en cómo convertirlas en algo interesante para el aula. La naturaleza, lo que nos rodea, es un libro abierto.
Experto en…
  • Curiosidad incansable. Es una mente inquieta, atenta a su entorno. 
  • Aprendiz eterno. Crece con sus alumnos.
  • Implicarse e implicar. Busca dar el 100% y transmitir esta actitud a sus alumnos.
Su inspiración
Libros de cabecera que Àngel utiliza como guía en su profesión / Foto: Thinkö
Libros de cabecera que Àngel utiliza como guía en su profesión / Foto: Thinkö
Su huella
Ser útil para mis alumnos, que disfruten en las clases y que al mismo tiempo les sirvan para encauzar su futuro, para descubrir, si la tienen, su vocación tecnológica.
  • Aprendizaje divertido
    Partiendo de temas motivadores para los alumnos, les canaliza su propia curiosidad.
  • Partir de tangibles
    Traspasa conceptos abstractos al entorno cotidiano, a los objetos y sistemas que los rodean.
  • La actualidad como libro
    Se nutre de lo que está ocurriendo para llevar al aula proyectos conectados con la sociedad.

No solo el alumnado aprende cada día

En sus inicios como profesor, Àngel aprovechaba su bagaje profesional para animar el aula, contando sus experiencias reales con la maquinaria que estaba explicando en la pizarra, enfocando sus prácticas de taller al aprendizaje de competencias. La buena recepción de los alumnos y también la del resto de profesores, que le proponían colaboraciones y sinergias, le dio alas para continuar en esta línea. 

La primera formación de Aprendizaje Basado en Proyectos se la impartió un ingeniero, una persona que venía de la empresa, y “ahí fue cuando pensé, eso lo sé hacer yo, aplicar cómo se trabaja en la industria a la educación”, cuenta Àngel. Ganó confianza y a esa primera formación le siguieron muchas otras, consolidando en sus clases una metodología de aprendizaje por proyectos, basada en la evaluación continua y la coevaluación de los alumnos. 

Sin libros, sin deberes clásicos, sin exámenes. En su opinión, como profesor tiene la ventaja de aportar dinamismo a su trabajo sin “caer en el conocimiento memorizado que vomitas al llegar a clase”.  Por otro lado, mantiene motivados a los alumnos. “Cada día me pregunto si lo estoy haciendo bien; luego veo que los estudiantes entran al taller y se ponen a trabajar y me doy cuenta de que sólo hay que seguir orientando y proponiendo”, afirma Àngel. 

El trabajo en el taller es uno de los pilares del aprendizaje / Foto: Thinkö
El trabajo en el taller es uno de los pilares del aprendizaje / Foto: Thinkö

Rompiendo las dicotomías del aprendizaje por proyectos

El ABP plantea elementos aparentemente opuestos pero que pueden convivir en perfecta armonía. El equilibrio es, eso sí, delicado. Por ejemplo a la hora de balancear  la autonomía del estudiante y el control del profesor. “Ese equilibrio, en mi opinión, se autorregula solo; el verdadero reto es estructurar el proyecto y ahí es donde yo me centro”, afirma Àngel. Otro de los retos es la convivencia entre el objetivo curricular y un nivel de creatividad que mantenga a los alumnos enganchados y, en este sentido, Àngel reconoce que la planificación curricular es fundamental, y que la dificultad se plantea internamente. “El currículo educativo proporciona grandes bloques de objetivos que se pueden alcanzar de muchas formas”, afirma. 

“Veo que los estudiantes entran al taller y se ponen a trabajar y me doy cuenta de que sólo hay que seguir orientando y proponiendo”.

Considera que la colaboración del resto de profesores es un factor facilitador. “He pasado por siete institutos en los últimos años. Los adolescentes son iguales en todos ellos, los profesores no. Y cuando encuentras docentes implicados, se agradece mucho”. Se trata de sentirse acompañado en este camino de cambio pedagógico que algunos inician sin manuales claros, tanteando un terreno complejo y en ocasiones poco pautado. Por eso, al volver la vista atrás, reconoce sus propios errores y tiene claro qué consejo dejar a los que se inician, especialmente a los que tratan con adolescentes. “No imponer nada, solo reconducir”.

Herramientas imprescindibles
  • La caja de herramientas del taller
  • Portátil
  • Móvil: Para documentar gráficamente lo que ocurre en el momento menos pensado.

El objeto

Foto: Thinkö
Foto: Thinkö

En una de sus primeras sustituciones, un alumno lanzó una pequeña bola de acero contra la pizarra mientras Àngel, de espaldas, escribía en ella. En lugar de enfadarse o gritar, simplemente se agachó, recogió el arma arrojadiza y continuó la clase. El tirador quiso recuperar la pieza, “me decía que era imprescindible para su moto”, recuerda mientras sonríe, “pero me la quedé como un recordatorio de que, ante los ataques de los alumnos, hay que mantener la calma”.

New call-to-action
¡Compártelo!
Twitter
Facebook
Linkedin
Whatsapp
Email
Copia enlace