Actividades para la atención a la diversidad en el aula

Learning

Actividades para la atención a la diversidad en el aula

7 min

Actualmente, la diversidad en el aula es un hecho que no podemos negar. Los espacios-clase se han convertido en lugares de convivencia para grupos de estudiantes muy diversos. Esto implica nacionalidades, culturas diferentes, niveles socioeconómicos variables, capacidades y motivaciones también muy distintas. 

Como docentes debemos tener la diversidad en el aula muy en cuenta y adaptarnos a ella mediante metodologías enfocadas en el estudiante. La buena noticia es que la diversidad en el aula nos enriquece a todos: al alumnado, al equipo docente, al resto de profesionales de la escuela y de la comunidad educativa y a la sociedad en su conjunto.

* ¿Quieres conocer los verbos clave para definir Objetivos Educativos? Recibe  gratis la Guía Taxonomía de Bloom de Thinkö
Conseguir diversidad en el aula es tan necesario como motivador para el alumnado.
Conseguir diversidad en el aula es tan necesario como motivador para el alumnado.

¿Cómo agrupar al alumnado atendiendo a la diversidad en el aula?

Cada docente tiene un rol fundamental a la hora de agrupar al alumnado en clase, tanto en lo que respecta al lugar donde se sientan o ubican los estudiantes en el aula como en la formación de grupos para realizar trabajos, proyectos o actividades.

Es importante considerar que no existe una única fórmula válida para agrupar al alumnado en clase, ya que puede hacerse de una forma más o menos permanente o ir variando en cada asignatura o periodo de tiempo. Se pueden ir probando diferentes combinaciones hasta dar con los grupos que mejor funcionan.

La diversidad supone un gran reto. Cada estudiante proviene de orígenes distintos y sus expectativas y su ritmo de aprendizaje son también diferentes. En todo caso, como docentes debemos tratar de aprovechar la diversidad existente en nuestra aula y crear sinergias positivas, potenciando el trabajo en grupo y la colaboración. 

Por ejemplo, los alumnos con un ritmo de aprendizaje más rápido en determinadas asignaturas o competencias pueden servir de ayuda o refuerzo para aquellos con necesidades educativas especiales o que, simplemente, acaban de llegar a la escuela y precisan de un periodo de adaptación.

New call-to-action
Escuchar a cada uno de tus alumnos y alumnas es uno de los primeros pasos a conseguir que se sientan adaptados.
Escuchar a cada uno de tus alumnos y alumnas es uno de los primeros pasos a conseguir que se sientan adaptados.

5 consejos para atender la diversidad en el aula

A continuación desvelamos una serie de claves que pueden ser de gran ayuda para atender a la diversidad en el aula.

1. Flexibiliza la programación didáctica

El mejor consejo para manejar adecuadamente la diversidad en el aula es ser flexible. Por ello, es importante que cuando crees o planifiques las unidades didácticas tengas previstas posibles modificaciones sobre la marcha, tanto del calendario como de los propios ejercicios o actividades.

Es necesario que ajustes el ritmo de aprendizaje al nivel medio de la clase y a los logros de cada uno de tus estudiantes, usando para ellos criterios objetivos de evaluación diagnóstica.

2. Genera un ambiente de respeto

Tratar de convertir el aula en un espacio donde, de forma progresiva y constante, nos vayamos conociendo cada vez más los unos a los otros

Esto supone ser conscientes de las diferencias individuales y aprender a respetarlas de un modo totalmente natural, de una manera cómoda y amable.

Verás como los grupos de trabajo se adaptan uno por uno a lo que más les gusta de forma que sea un trabajo más completo y más original.
Verás como los grupos de trabajo se adaptan uno por uno a lo que más les gusta de forma que sea un trabajo más completo y más original.

3. Utiliza diversos formatos de aprendizaje

En un aula caracterizada por la diversidad, lo más lógico y conveniente es que nuestras propuestas formativas y formatos de enseñanza-aprendizaje sean también diversos

Hay que tener en cuenta los gustos del alumnado y esto te va a conducir, inevitablemente, al uso intenso de las Tecnologías de la Información (TICs)

Las TICs son unas herramientas que, usadas con habilidad, te servirán para motivar al alumnado, puesto que tendrán la oportunidad de aprender todo tipo de conocimientos de una forma amena, flexible y divertida. 

La redes sociales e Internet en general pueden ser, por su carácter global, un canal idóneo para educar en la diversidad. Todo es cuestión de enseñar a los alumnos y alumnas a usarlo del modo correcto.

Cuando nuestro alumnado se sienta parte de la clase, podrás ver cómo la relación entre ellos y contigo mejorará fácilmente.
Cuando nuestro alumnado se sienta parte de la clase, podrás ver cómo la relación entre ellos y contigo mejorará fácilmente.

4. Potencia la creatividad del alumnado

Creatividad y diversidad son dos conceptos que funcionan muy bien juntos. Por ejemplo, estudiantes de diversas culturas pueden expresar mediante dibujos, videos o exposiciones, sus posiciones y formas de entender temas de actualidad, como la igualdad de género o el ecologismo. 

La creatividad puede expresarse con diferentes formatos y aporta un valor añadido al aula. Además, tiene diversos beneficios como motivar al alumnado y potenciar su capacidad reflexiva y autocrítica. 

En este artículo encontrarás algunos consejos para programar una unidad didáctica creativa.

5. Busca el compromiso del estudiante

Entender, comprender y respetar la diversidad implica la participación y la suma de esfuerzos por parte de todos. Para ello es fundamental que todos y cada uno de los alumnos y alumnas se conviertan en participantes activos de sus proceso de aprendizaje. 

Por eso es clave tener muy en cuenta su opinión, animando al grupo clase a aportar ideas, temas o sugerencias que puedan resultar útiles y aportar valor en la programación didáctica

Ver cómo van creciendo y se respetan entre ellos es algo que ayuda muc
Ver cómo van creciendo y se respetan entre ellos es algo que ayuda muc

La diversidad: una cuestión que implica a todas las facetas del aprendizaje

El manejo de la diversidad en el aula de un modo completo e integral implica tenerla en cuenta en todas las facetas del aula: desde la programación de unidades didácticas al uso de las TICs o la elección y forma de ejecutar las actividades en clase y fuera de ellas, muy especialmente las grupales. 

Métodos didácticos como la pirámide de aprendizaje son muy útiles en la educación inclusiva porque permiten observar de forma directa cómo se está desarrollando el aprendizaje de cada alumno y alumna.  

Como consecuencia, se potenciará la detección anticipada de posibles problemas y áreas de mejora con una visión global e inclusiva.

Manual Evaluación Diagnóstica
¡Compártelo!
Twitter
Facebook
Linkedin
Whatsapp
Email
Copia enlace